martes, 21 de julio de 2015

Últimamente esta sensación se apodera de mi con más y más fuerza, y yo me pregunto ¿será el momento de cambiar de rumbo? ¿Se está acabando el camino que tanto me empeñé en seguir?

Casi un año en este nuevo lugar y sigo sin habituarme. Al principio era debido al carácter, para aquél entonces tan extraño para mí, luego a causa de la añorancia hacía mi tierra y mi gente, y ahora porqué veo que todo a mi alrededor se cae a trozos o no es lo que yo esperaba encontrar.

Es duro dejarlo todo por una ilusión y empezar a verle el final al camino. Y más a tantos y tantos quilometros de distancia.

Sí, me siento sola. No he tenido mucha suerte en lo que a hacer amigos se refiere, y cuando tuve alguna oportunidad en el pasado estaba tan sumida en la tristeza que me negaba a todo lo que fuera salir de mi cama o dejar a mi pareja.
Gracias a Dios eso ya se acabó, y aunque tengo algunos muy malos días, intento ver siempre la luz, aunque sea en el día a día. Me pongo música o intento charlar con alguien, sobretodo con la gente del trabajo.

No sé que me está pasando, no sé si esta sensación es solo temporal, si es solo una posible recaída,o si algun día me levantaré dándome cuenta de que hay que dar marcha atrás por mucho que duela, sólo sé que hay días en que me cuesta salir de la cama otra vez, y que si algo va mal con mi pareja por algún motivo, me siento perdida y hundida.

Sólo espero empezar a conocer gente por mi cuenta y volver a ser la chica que fui al dejar el museo Picasso.


2 comentarios:

  1. Hola!
    ¿Vas a seguir actualizando este blog? Hacía tiempo te seguía y he vuelto para ver si habías escrito algo recientemente, pero veo que no!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola Andrea! Me ha hecho mucha ilusión leer tu comentario. He estado muchisimo tiempo sin ordenador, pero creo que voy a seguir actualizando el blog de ahora en adelante. Nos leemos pronto! =)

    ResponderEliminar