martes, 8 de marzo de 2011

Suelo ser una persona a la que le gusta pensar.
No, quizás más bien soy una persona que no puede dejar de pensar, pero lo hago inconscientemente. Habitualmente me sucede cuando estoy alterada, sease que estoy emocionada y alegre por algo que ocurrirá en breve, o sease por algo que me acecha, algun pensamiento o recuerdo que me estresa, me revive momentos dolorosos o algo semejante.

Pero hoy, después de la tempestad de este último mes es un día de calma. Sobretodo porqué mi cuerpo y mi mente han decidido transportarse a otro lugar, desconectarse del mundo en el que vivo y no pensar. Eso que me cuesta tanto a mi... No pensar...

Me evado de la realidad gracias a un libro que estoy leyendo De parte de la princesa muerta de Kenizé Mourad. Con ese libro me teletransporto, dejo de pensar en los problemas que me rodean, y sobretodo de la gente.

Hoy debería estar estresada, preparando una exposición de Didáctica de la lengua, ya que aún no está muy claro quien va a exponer y me huelo que acabaré haciéndolo yo, pero no tengo ganas. Mi cuerpo y mi mente me piden desconectar, estirarme en la cama, leyendo o durmiento y evadirme de la realidad que me rodea.

Ultimamente también consigo eso haciendo pequeñas manualidades. He empezado la fabricación de pendientes con cápsulas de Nespresso. Al final le saqué partido al trabajar como chica Nespresso. Aún y así no me acaba de convencer el resultado, pero de todos modos, cuando pueda concentrarme con mayor efecividad volveré a idear algun modelo diferente.

1 comentario:

  1. Hola tami :)
    Acabo de ver tu inscripcion en mi sorteo pero no has publicado la imagen en la barra lateral de tu blog. Es una de las normas del sorteo. Solamente queria avisarte :)

    Besosssssss

    ResponderEliminar