lunes, 16 de junio de 2008

Sin entenderme...

Y le echo de menos...

Pasan las horas, las horas sin verle, y aunque ahora tengamos tanta comunicación no llego a poder conformarme con eso. Supongo que poco a poco me acostumbraré a ir alejandome de él. De momento intento centrarme en ir a la formación y no pensar en ello, pero la mierda es que el tren dura una hora y media de ida y otra de vuelta, y por lo tanto tengo mínimo tres horas para pensar en él y en toda esta situación, sin contar que en medio de la formación se me va la cabeza y pienso en llamarle y en lo que me gustaría que supiera...


Le echo de menos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario