viernes, 13 de junio de 2008

Los comienzos siempre fueron difíciles

Nadie dijo que esto sería fácil, y aunque todo el mundo me avisó al inicio que no me enamorara "el corazón tiene razones que la razón no puede entender" tal y como decía Descartes.

Comencé a verme con un chico antes de dar por cortada mi relación con mi ex pareja, me fui enamorando de él y acabé con mi antigua relación viendo que no había estado tan enamorada de él como me esperaba, empezaba a dudar sobre porqué había estado dos años con esa persona si no sentía ni la mitad de lo que sentía por el nuevo afortunado. Dejé toda mi vida atrás, tube a mucha gente en mi contra, pues mi ex-novio, a los ojos de todos (incluso los míos), era el mejor novio que nunca podría tener. Decidí ir quedando con R (así llamaré al nuevo amor) a pesar de las consecuencias. Enseguida cortó con su pareja, y pudimos vivir lo más parecido a un romance pero a condición de que no lo supiera nadie, pues no quería que su ex lo supiera y según él tarde o temprano necesitaría experimentar la libertad que jamás había experimentado pues su antigua relación le ocupaba 4 años de su vida.
En muchas ocasiones decidió que lo mejor era alejarse de mí un tiempo, pero al final siempre volvía a por mí pidiendome perdón y pidiendome que nos alejaramos poco a poco sin ningún resultado, ya que volvíamos a estar como al principio.
Ayer, después de seis meses de "romance" le hice decidir entre estar conmigo o tener su libertad, ya que mi corazón no podía resistir tanto dolor y sentirle mío en ocasiones y en otras no, no podía asimilar que unos días diera la vida por mí si eso hiciera falta y otros yo me convirtiera en una amiga más de todas las que tenía. Después de darle muchas vueltas mientras hablabamos por teléfono e incluso llorando él, me dijo que cojía su libertad.

Han sido seis meses largos, en los que he hecho las mil y una locuras que jamás habría imaginado que haría con nadie, ya que siempre he sido una chica que ha seguido la razón y nunca me he dejado llevar mucho por mis instintos. Y ahora llevo toda la noche sin dormir, llorando como una idiota y perdiendo mi tiempo mirando sus fotografías mientras él sebe estar trabajando sin tener ni una mera preocupación, porqué según me ha dicho esta mañana, ha decidido mirar esto con una visión muy positiva.

Debo asumir que nuestra corta historía de amor se ha esfumado de la noche a la mañana y yo no sé mirar el lado positivo de todo esto, pues me he quedado sin amigos y sin nadie porqué aprobechaba el máximo tiempo posible a su lado (graso error que cometí).

1 comentario:

  1. Bueno, hace poco que nos conocemos, pero vaya...por lo que he ido sabiendo de la historia, quiza es lo mejor para ti...te costara tirar adelante, ya que estas cosas cuestan...pero con el tiempo veras como mejora la cosa y podras ser feliz de nuevo.

    Ah y por cierto mujer...eso de estar sola, nada de nada, sabes que conmigo puedes contar, y estoy convencido de que no solo conmigo ;)

    Muuuuaaaaaak!!

    ResponderEliminar